• Sergio Viniegra

Una propuesta un análisis

Cuando se requiere analizar varias propuestas de negocios y/o de mejora para tomar una decisión sobre el mejor camino a seguir ya sea para corregir el rumbo o para aprovechar una oportunidad, es importante que cada propuesta se analice de manera independiente y no tratar de, en un mismo análisis incluir dos o más propuestas, la razón es que cada una tiene un contexto particular y el incluir varias propuestas es muy probable que desvié el enfoque principal de cada una, confundir a quien elabora el análisis así como a quien va a tomar la decisión sobre el análisis presentado.

Lo anterior es un punto muy importante a cuidar cuando se elabora un Business Case y uno de los 10 aspectos que debes tener claros sobre el Business Case y que se deben aplicar a cualquier análisis de una propuesta de negocio y/o de mejora, independientemente que se trate de un Business Case o no.


¿Cuál es la razón de esto?

Independientemente que dos o más propuestas de negocio y/o mejora estén encaminadas a resolver el mismo problema, cada una tiene su contexto particular, supuestos, alcances, límites, es decir su propio camino por recorrer; si se busca analizar, medir, documentar y presentar dos propuestas distintas en un mismo análisis y/o documento, se pierde el enfoque de cada una, ya que es muy factible mezclar durante el análisis ambos supuestos, alcances, límites y demás información relacionada con cada uno, lo cual tarde o temprano llevará a contaminar el análisis y por ende a no contar con la certeza de que éste incluye lo necesario para tomar una buena decisión. Asimismo el analizar 2 propuestas conlleva a un uso ineficiente del tiempo ya que implica mayor tiempo terminar y presentar ambos análisis de manera conjunta, requiere el doble de tiempo de análisis de información, medición de impactos y conformación de reporte/documento, lo cual en un momento dado nos puede sacar de la jugada por actuar de manera tardía ante la falta de un análisis rápido para tomar una decisión en el momento oportuno.

Por último, está el hecho de que es muy probable que el lector, quien tomará la decisión en función a la información presentada, al tener el documento en sus manos se confunda por no tener claro qué información pertenece a qué análisis y lo cual lo lleve a salir de contexto de manera recurrente, a menos que seamos lo suficientemente descriptivos y repetitivos para aclararlo, o que estemos ahí para resolver cualquier duda, lo cual implica emplear tiempo de más en su elaboración, así como su presentación, y aún así, no se puede estar seguros de poder evitar la confusión.

Cuando surja la necesidad de analizar dos o más propuestas de negocio y/o mejora para escoger un camino a seguir, cada propuesta debe ir acompañada de un análisis individual para que éstos puedan ser comparados y entonces sí, seleccionar la mejor alternativa.


Photo by Pablo García Saldaña on Unsplash


17 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo