• Sergio Viniegra

El Plan de Negocios, una herramienta obsoleta

Comencemos por definir obsoleto: algo que ha quedado claramente anticuado,

Ya tenemos más de 3 décadas escuchando alguno de estos consejos:

  • "si quieres analizar una nueva propuesta de negocio, debes elaborar un plan de negocios",

  • "si quieres comenzar un nuevo negocio/empresa debes elaborar un plan de negocios",

  • si queremos alcanzar nuestros objetivos de negocio, tenemos que elaborar un plan de negocio"

Este consejo se hacía más presente si se requería capital para arrancarlo, si o si se tenía que presentar un plan de negocios, en su momento fue la mejor forma de minimizar los riesgos, lo cual tenía mucho sentido hace 30 años cuando la economía y negocios avanzaban lento y los cambios eran también lentos, no existía problema alguno en destinar 6 u 8 semanas a medir y analizar financieramente el comportamiento de la propuesta de negocio en cuestión y a definir la forma en la que tenía que operar en términos de sus áreas funcionales: mercadotecnia, ventas, administración, finanzas, producción, etc. para alcanzar esos objetivos financieros establecidos, hoy la dinámica de negocios es muy distinta.

Yo fui un creyente indiscutible del plan de negocios tal y como lo conocí y aprendí en los últimos semestres de la escuela, mediados de los noventas, incluso mi gran salto profesional se dio gracias a un plan de negocios que realicé y dos años más tarde fundé una empresa especializada en la elaboración de planes de negocios, me di a la labor de escribir el libro Entendiendo el Plan de Negocios el cual tenía por objetivo dejar claro que es un plan de negocio, explicar cada una de sus partes y ayudar a entender su importancia ya que me percaté que todo mundo pedía un plan de negocios pero no sabían el porqué; sin embargo a través del tiempo conforme la tecnología avanzaba cada día más rápido, al igual que la información y en sí los negocios, me dí cuenta que el plan de negocios se quedaba rezagado particularmente por dos razones:

  • Retrasaba el proceso de toma de decisiones,

  • no permitía a todos los actores un buen entendimiento de la estrategias a seguir

Retraso en la toma de decisiones

La estructura del plan de negocios como se conoce comúnmente, es decir incluyendo un plan operativo, de ventas, mercadotecnia, administración y finanzas principalmente implicaba destinar 6 a 8 semanas para generar un documento que contuviera las estrategias a seguir para cada una de estas áreas funcionales de la empres/negocio, la forma en la que serían implementadas y medidas para alcanzar el objetivo de negocio establecido, aquí te incluyo esta liga a Forbes en donde podrás encontrar la estructura sugerida para un Plan de Negocio tradicional.

Hoy en día no podemos darnos el lujo de esperar tanto tiempo para actuar, el mercado no nos da ese tiempo, cuando se trata de una empresa en operaciones en muchas ocasiones solo se requiere establecer las estrategias para una sola área funcional, si se trata de identificar si es negocio o no existen otras herramientas como el Business Case que en 2 semanas nos dan los elementos para decidir si vale la pena o no poner en marcha esa propuesta y si es así, tal vez sólo se requiera un buen plan operativo para asegurar su implementación. Si realmente se requiere establecer un plan estratégico que involucre varias áreas funcionales de la empresa, existen herramientas como los mapas mentales que son más ágiles, dinámicas y sobre todo sencillos de comunicar, entender y facilitan la implementación de la estrategia, este tipo de herramientas permiten aterrizar una estrategia en un máximo de 2 días y por su estructura, implementarlas al día siguiente, lo cual lleva a actuar de manera inmediata a las necesidades de la empresa y/o nuevo negocio.


Inadecuado medio de comunicación

Imagina tener que leer un documento de 40 páginas para poder entender lo que se debe hacer para alcanzar los objetivos de negocio, ahora que ya lo entiendes comunícalo al grupo, explícalo, cada uno de los miembros tendrá que leer a su vez ese documento para entender lo que se debe hacer, ¿cuánto tiempo lleva eso? Lo mejor que puede suceder es que alguien del grupo genere una resumen con los puntos más relevantes y los presente al resto, pero ¿realmente será suficiente la información para que el grupo entienda lo que se debe hacer de manera individual y colectiva para a su vez transmitirlo a su gente y que

al final pueda implementarse de manera eficiente?

Mi respuesta es no, tener que leer todo un documento para entender una estrategia es una pérdida de tiempo, nuevamente aquí es donde los mapas mentales se convierten en una herramienta muy poderosa de comunicación de la estrategia ya que tiene la capacidad de plasmas y comunicar en una sola hoja, de forma simple y ordenada la estrategia de negocio, es decir lo que se debe de hacer, la forma de hacerlo y controlarlo para alcanzar un objetivo determinado, al final, el plan de negocios sólo que desde otro enfoque y estructura.

Si hoy en día deseas elaborar una estrategia que de forma simple, concreta y ordenada te permita alcanzar eficientemente tus objetivos, olvídate de elaborar un documento tal, de la estructura tradicional de un plan de negocios, es decir, olvídate de hacer un plan de negocios clásico, vas a perder mucho tiempo en documentar información que está demás y muy probablemente cuando lo termines las condiciones son muy distintas y por ende al momento de ponerlo en marcha, ese plan ya no sea funcional; emplea herramientas como el mapa mental que fomenten la creatividad, el orden, la estructura y entendimiento de la propuesta de negocio analizada, más aún, que permitan implementar la estrategia al siguiente día de haber sido definida, eso sí, siempre apoyado de un excel.

Después de más de 25 años de haber comenzado a elaborar Planes de Negocio y de haberme especializado en el tema, te reitero un plan de negocio tradicional es obsoleto producto del tiempo que lleva elaborarlo, comunicarlo pero más importante, implementarlo.


Photo by Ajeet Mestry on Unsplash

48 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo