• Sergio Viniegra

El BUSINESS CASE no es un plan de negocio

El primer aspecto a tener claro sobre un Business Case es que no presenta las estrategias, la forma en que serán éstas implementadas y medidas para alcanzar con éxito una propuesta determinada, es decir, no es lo que comúnmente se conoce como plan de negocios. Este post es el primero de 10 que publicaré en relación a mi post anterior "10 aspectos que debes tener claros sobre un Business Case" aclararé con mayor detalle, eso espero, cada uno de éstos, mismos que en conjunto tienen por objetivo ayudar a entender qué esperar de un Business Case.

Comencemos por dejar claro qué es un Plan de Negocios y a partir de esto explicaré el por qué no se debe esperar que un Business Case actúe como tal. Un Plan de Negocios puede ser un documento, incluso un hoja, difícil de creer pero sí, puede expresarse en una sola hoja a través de un mapa mental, presenta las estrategias para lograr el objetivo de negocio establecido en un período de tiempo determinado; esto es, se concentra en dejar claro el camino a seguir y el rol de cada uno de los participantes para alcanzar la meta de negocio establecida empleando de manera eficiente los recursos disponibles, puede ser tan simple o detallado como se requiera para dejar claro el camino a seguir y básicamente se enfoca en contestar cómo implementar la propuesta analizada. Dado lo anterior, el plan de negocio debe elaborarse cuando ya está tomada la decisión de implementar la propuesta, no para conocer si es buen negocio hacerlo, no tiene sentido dedicarle tiempo y recursos a definir estrategias si aún no estamos seguros de que se va a implementar la propuesta, en este punto es donde el Business Case entra en acción ya que se concentra en analizar y medir el efecto que causará su implementación, identifica, analiza y mide los beneficios, impactos negativos y riesgos de poner en marcha la propuesta.

Considera que tienes una idea de mejora ya sea para generar más dinero/plata y/o hacer más eficiente la operación actual, crees que esa idea puede funcionar y generar el impacto positivo que tienes en mente, lo primero que tienes que lograr es identificar la magnitud de ese impacto antes de tratar de establecer cómo la puedes implementar de mejor manera. Anteriormente se le daba todo este peso al Plan de Negocios, se buscaba matar dos pájaros de una sola pedrada, es decir analizar y medir el impacto de la propuesta, así como establecer las estrategias de implementación, era algo así como tirar una moneda al aire, si tenías la suerte de que el impacto medido en términos de rentabilidad era favorable estabas del otro lado por que incluso ya contabas con las estrategias para implementarla; la realidad es que generalmente no sucedía así, aunado que el impacto solo se medía en términos financieros, rentabilidad, después de 7,8 o incluso más semanas durante las cuales la mayor parte del tiempo las destinaste a la planificación de las estrategias, llegabas a la conclusión de que no era buena idea implementarla, por experiencia propia te puedo decir que eso era realmente frustrante.

Surge entonces una técnica que dice: "antes de planificar estrategias, primero evalúa el impacto" pero no solo desde el punto de vista financiero, sino incluye otros aspectos distintos al dinero/plata que también juegan un papel importante la momento de implementar una propuesta de negocio y/o mejora, a esta técnica se le llamó Business Case y como ya señalé se concentra única y exclusivamente en medir lo bueno, lo malo y los riesgos que se generará al implementar la propuesta. Voy a ponerlo de este modo, el camino para implementar una propuesta de negocio y/o de mejora consta de 2 pasos:

  1. Medir su impacto: Business Case, ¿qué pasa si implementamos la propuesta?

  2. Definir su implementación: Plan de Negocios ¿cómo implementamos la propuesta?

Para llegar al segundo paso primero se tiene que tener claro que el impacto de la propuesta es los suficientemente bueno como para ponerla en marcha y por lo tanto es recomendable establecer las estrategias de implementación que permitan asegurar los resultados planteados en el primer paso, es decir en el Business Case, la ventaja es que no se trata de trabajo doble, ya que uno complementa al otro, el beneficio está en un mejor uso del recurso más importante, el tiempo. El Business Case toma en teoría 2 o 3 semanas elaborarlo y además de presentar el impacto que generará la propuesta, ofrece elementos clave para generar una mejor planificación de su implementación, que incluso lleva a acortar el tiempo de la elaboración del plan de negocios, de ahí que no son excluyentes uno del otro.

El Business Case no presenta estrategias como lo hace un plan de negocios, mide y analiza lo bueno, lo malo y los riesgos de implementar la propuesta analizada

Es muy común que el Business Case se asocie o identifique como un plan de negocio de ahí que consideré importante comenzar por aclarar este punto, cada uno tiene su rol importante en implementar una propuesta de negocio y/o de mejora, el primero identifica si es una buena decisión implementarla, el segundo cómo hacerlo.

¿Cuál es tu experiencia empleando el plan de negocios para analizar si es buena decisión implementar la propuesta?


Photo by JESHOOTS.COM on Unsplash

44 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo